ROAD MUSIC-TE NECESITO


Los ochentas están de moda, es inevitable encontrarse con innumerables referencias a esa década que marco a quienes la vivieron, la soñaron, la imaginaron.

En 1982 una de las bandas más emblemáticas de esa época hizo su aparición con el nombre de Los Bonitos Redfrord, la influencia cinematográfica de ese nombre no era casualidad, su líder, bajista, compositor y vocal de la banda era hijo de uno de los más afamados directores comerciales del cine español, de apellido Summers
Las referencias al cine serían constantes, ya con su nuevo nombre: Los hombres G tomado de una película de 1935, protagonizada por James Cagney lanzarían su segundo disco: la cagaste Burt Lancaster.
Los hombres G tomarían por asalto las listas de popularidad, arrasarían en toda España y Latinoamérica y se convertirían en referente de un pop rock, fresa visto en retrospectiva, pero profundamente revolucionario cuando pisaron las estaciones de radio de nuestro país, decir “sufre mamón” hablar de “esos músculos en las tetas” o hacer alarde de una vis cómica tan surreal como un marcapasos que devora hombres, los pondría en la mente de miles de adolescentes que frenéticos entrarían a las salas de cine a ver su película autobiográfica, a sus conciertos a sus presentaciones en canales de televisión que apenas se atrevían a abrir sus cámaras a estos cuatro mozalbetes que mezclaban, el cine, el sentido del humor y las “malas palabras”
Ellos serían capaces de conquistar a millones de personas, pero jamás lograrían conquistar a los críticos, tal vez les faltaba talento en la ejecución, en sus letras simples y llanas que van narrando la vida común y corriente de un rock star que no sabe lidiar con la fama.
Pero había algo ahí, algo entre Javi, Rafa, Danny y David que sabia acomodarse bien en los tocacintas ochenteros, una sencillez propia de quien encuentra en la música ese medio perfecto para no dejar morir sus sueños.
Hoy en el Road Music recordamos una de sus baladas más populares, una de esas que entre las bromas y surreales canciones nos presentaba a modo de escena de cine, que no importa la fama, el dinero, los millones de fans. Ahí, cuando todo termina, en el cuarto de hotel, recuerdas que hay alguien que te hace falta.
Te necesito- Hombres G
Yvan Montecino / @YvanHomoludens

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s