Road Music 

😛  
Bowie
El hombre debajo de los adjetivos
Los críticos, fanáticos y periodistas suelen acometer sus textos pletóricos de Adjetivos, buscando con ello convencernos de amar o despreciar una obra o a un artista, sin duda alguna David Bowie vivió aplastado por adjetivos: Camaleónico, innovador, inspirador, soberbio, magnifico. Casi todos los adjetivos vanagloriando su capacidad de transformar su propia carrera, algunas veces, particularmente en los años 80, criticando su falta de imaginación o la elección de un camino supuestamente errado

Pero ahí, debajo de los adjetivos, encerrado en un estudio de grabación, una sala o un cuarto de hotel yace un hombre cuya motivación era compartir historias, formas de ver la vida, de comprender el mundo, de convertirse en ese emblemático astronauta que no cesaría de explorar caminos.
Ante su fallecimiento no faltaran notas que nos cuenten de su desbordada genialidad, yo solo puedo humildemente compartirte el viaje propio que tuve al lado de Bowie.
Era apenas un niño cuando una estación de radio (en aquel entonces adoctrinador primordial de quienes gustábamos de la música) lanzaba la nota y entrevista con lo que ellos llamaban una de las más grandes estrellas del mundo del rock, David Bowie había decidido formar una banda, lanzar un disco con ella y una gira en la que pedía a sus fans indicaran que canciones deseaban tocar, prometiendo que sería la última vez que se tocarían en vivo, Tin Machine era el nombre de aquella banda. Debo confesar que la primera vez que escuche la voz de Bowie me fue difícil comprenderle, parecía la voz de un anciano atormentado y para mis infantiles oídos aquello parecía demasiado denso.
Afortunadamente mis oídos crecieron para poder ir adquiriendo un enorme gusto por el, cada año descubriendo nuevas etapas, sonidos, capacidades, me toco disfrutar de discos como 1993: Black Tie White Noise, el Outside que me voló la cabeza por los cielos, el Earthling que me mostro su capacidad de transformarse y adaptarse. A partir de ahí sus nuevos discos se mezclaron con el descubrimiento de sus clásicos, de aquellos discos que le dieron forma a épocas de la música y su influencia.
Me volví fan irredento, me dedique a explorar su música, sus acordes sus deseos, su lirica, y sin embargo hoy siento simplemente la tristeza no de mito si no del hombre. Porque siempre que alguien muere se lamenta me parece, que antes que nada el no poder descubrir que nuevos caminos habría de tomar y que nuevas historias podría compartir.
Lamento al chico de Brixton que con su mirada bicolor nos invitaba a entrar en el mundo de un verdadero artista.
No tengo duda alguna de que debe estar explorando nuevas puertas, caminos, tal vez descubriendo como es la vida en Marte o que quizá como en el nombre su último sencillo Lazarus este descifrando como volver de la muerte.
Life on mars

 

lazarus

PD: entra en la habitación de Bowie desde cualquier disco, explora poco a poco sus diferentes estilos, ni importa desde que época prefieras hacerlo, degusta al astronauta, al asesino serial, al elegante hombre del saxofón, al post moderno, al anciano, al alíen, todos ellos tienen algo que contarte

@YvanHomoludens

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s