Road Music ” Canción para mi muerte “

  
Charly García (piano, teclados, guitarra acústica y voz ) y Nito Mestre ( Flauta, guitarra acústica y voz ). Formaron uno de los duetos más importantes del rock argentino en los años 70: Sui Generis, siendo adolescentes, tras conocerse en la secundaria y formando parte de distintos grupos acústicos juveniles que se hacían escuchar en los colegios del barrio porteño de Caballito. Encontraron una fórmula exacta para expresar sentimientos que buscaban desfogarse y convertirse en canciones.

” Canción para mi muerte ” sería uno de los temas de este grupo que alcanzarían el nivel de clásico y que trascendería al tiempo.

Según relato de acharly, un día a principios de 1969 se encontraba internado en el hospital del cuartel donde cumplía el servicio militar obligatorio. Había ingerido gran cantidad de pastillas y otros medicamentos con la expectativa de que lo dejasen ir a casa por encontrarse enfermo. Al enterarse de que a pesar de su estado no le permitirían salir, cayó en un profundo sueño producto de los narcoticos, en el que sintió la presencia de la muerte en la habitación. Apenas despertó, García tomo lápiz y papel y escribió la letra, creando así su primer gran éxito.

La muerte dicen algunos es parte de la vida, causa temor, curiosidad y anhelo para algunos. Tema recurrente de la poesía y música de la historia de la humanidad, aquí retratada como una dama que acude a recogernos en de último momento.

Los ciclos se cierran queramos o no y en esta canción García nos propone darle la bienvenida de la mejor forma posible.

Ciertamente nuestro ego impide que no tengamos esa necesidad de identificarnos con lo que somos y hemos sido, pero cierto es también que al saber que un día nos desprenderemos de esto que somos, todas esas frases que impulsan a vivir el ahora tienen gran validez, todo se acabará ¿Que esperamos para comenzar a hacer lo que amamos?

En su película: El lado oscuro del corazón, el director Eliseo Subiela propone a la muerte como una compañera que nos visita constantemente, si acaso eso es cierto hagámosle caso a Oliverio, personaje principal de la cinta y pidámosle a la muerte que no nos espere pues llegaremos tarde.

Y a García agradezcámosle que nos advierta que es importante ser cortés aún en el último instante.

Yvan Montecino /@YvanHomoludens

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s