CONCIERTOS PARA TODOS…Y CHICHIS PA LA BANDA

20150804-232743.jpg

Por Yvan Montecino / @YvanHomoludens

Algunos lo han olvidado, otros no lo vivieron y mucho menos lo imaginan, pero hubo un tiempo en una ciudad muy distinta a esta en la que acudir a un concierto gratuito en alguna plaza pública era algo sencillamente impensable, sobre todo si se trataba de Rock.
Durante años los regentes de la Ciudad de México, satanizaron y estigmatizaron cualquier congregación musical de jóvenes por considerar que esto terminaría en una verdadera Barbarie, para ellos eventos como el Avandaro, resultaban inconcebibles, con mano dura prohibieron el rock en todas sus expresiones cerrando espacios y arrojando a los sobrevivientes a los circuitos de la periferia, ahí permaneció oculto pero latente y con vida.
Muchos años pasaron también para poder disfrutar de conciertos en la ciudad, el último intento se había llevado al cabo con la banda Queen en Puebla con lamentables resultados, parecía que nunca llegaría otra oportunidad.
Sin embargo el cambio tendría que emanar del poder mismo, el impulso por parte de algunos ejecutivos de la propia televisa trajo a la ciudad a algunos exponentes del llamado rock en tu idioma como Nacha Pop, o Miguel Mateos. A este último en un concierto en el llamado Hotel de México le abriría una banda que a la postre sería icono imborrable del propio Rock Mexicano: Caifanes.
Ellos mismo sería parte de los albores de los conciertos gratuitos en la ciudad, el 19 de febrero de 1995, la banda llego a la explanada de la delegación Venustiano Carranza , todo acabo apenas 5 canciones después: asaltos a comercios, patrullas quemadas y violencia parecían desafortunadamente darle la razón al gobierno: los jóvenes éramos incapaces de convivir y disfrutar de la música…afortunadamente los propios jóvenes se encargarían posteriormente de cambiar esa retrograda forma de pensar.
Los cambios en las políticas de gobierno en la ciudad, una mayor apertura y sobre todo confianza permitieron que el rock saltara a las calles y los jóvenes salieron a responder con la fuerza de la alegría y la razón.
En la plaza mayor de la ciudad se fueron realizando conciertos memorables de todo tipo de música: Café Tacuba, Manu Chao, Paul McCartney, Charly García, entre muchos más se han presentado en esta plancha, donde todos hemos demostrado que podemos reunirnos pacíficamente a disfrutar de la música sagrada.
Hoy, todos nos hemos acostumbrado a estos eventos en donde encuentras los mismo a jóvenes que familias, e incluso niños en una fiesta de música y pasión.
Este mes, nos toca vivir la oportunidad de gozar con muchas bandas en 4 días de fiesta dentro del marco de la semana de las juventudes…
Muchos estaremos ahí dándole rienda suelta a nuestro amor por la música, pero nunca está de más recordar que estos conciertos han sido una conquista de nuestra civilidad y respeto por el otro. Así que listos para 4 días de música interminable y sobre todo del festejo de ese espíritu que se niega a envejecer y sobre todo que ha aprendido que un concierto al aire libre con tus amigos y otros miles que como tu comprenden que la libertad es un derecho y una obligación.
Vayamos pues a un nuevo ritual…a dejar que la música nos guíe.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s