Mad Max: El guerrero de la carretera y la Furiosa del Camino ( Parte 3 / 3 )

  

Por. Benito Guadarrama Velázquez / @Benoman1

El diseño de producción y fotografía son brutales, a diferencia de otras películas post apocalípticas, Miller optó por los colores vivos y no por aquellos desgastados que tanto se han usado en proyectos similares, la música

Mención especial al regreso a la saga de Hugh Keays-Byrne como Immortan Joe, el otrora Toecutter sabe cómo interpretar villanos y sobre todo cómo hacerle la vida de cuadritos a Max, sólo faltó Mel Gibson, desafortunadamente el proyecto no maduró por diversas razones a lo largo de los años por lo que fue un hecho su despedida de la saga. Tom Hardy supo arreglárselas para ponerse en sus botas, sufrir amarrado secuestrado a más millas por hora de las que permita nuestra mente y ser el nuevo Max Rockatansky.

La música compuesta por Tom Holkenborg conocido popularmente como Junkie XL hizo un excelente trabajo pues calza a la perfección la acción y cada movimiento que pasa en pantalla para reforzar auditivamente el violento festín con el que los ojos del espectador son alimentados.

No sólo la acción evolucionó. La conversión 3D vale la pena y buscar una sala con un sonido digital nítido hace que cada peso pagado por el boleto sea justo para los sentidos.

Aún no entiendo por qué cancelaron La Liga de la Justicia que George Miller tenía en preproducción la década pasada. Creo que hubiese sido un espectáculo sin igual, pues un artesano del séptimo arte como lo es el australiano podría haber creado magia con el CGI en pos de la historia.

Lo cierto es que en caso de haber tenido libertad creativa con la última aventura del guerrero del camino, es muestra de que los ejecutivos a veces tienen que dejar a los realizadores trabajar; el artista debe plasmar su talento en su creación, el ejecutivo debe vender lo creado. Ninguno debe interferir con el otro.

Esta entrega del Guerrero de la Carretera es como mezclar las primeras dos partes, añadirle referencias al mundo bárbaro en la historia, meterle una sobredosis de cafeína y esteroides durante dos horas en las que Max queda atrapado de nueva cuenta en un problema del cual nunca quiso ser parte ¿el resultado? Imaginen un buque que es atacado constantemente por decenas de barcos piratas pero en el desierto, kamikazes incansables, explosiones, cámaras por doquier para que el espectador no pierda ni un detalle de la acción y la violencia del cine explotation que caracteriza la saga.

Ninguna otra película puede mantenerte al borde de tu asiento de esta manera.

No has visto un road movie como Mad Max: Fury Road.

Yo nunca había visto Mad Max desde 1979… hasta ahora.

A los 2 años me era imposible ser fan de aquella película que comenzó todo.

Hace dos semanas la vi por primera vez.

Hoy me declaro fan de la saga.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s